Un campeón tiene miedo de perder mientras todos los demás tienen miedo de ganar.