Te pedí que fueras mi prometida no sólo porque te quiero, es porque eres la única mujer a la que realmente amaré para siempre.