Recuerdo el primer consejo que me diste y allí mismo mi corazón se llenó de gran coraje toda mi tristeza por mis luchas en la academia se esfumó Muchas gracias guardo esos días Te deseo una alegría duradera