Nunca estás solo en la noche Siempre tienes demonios debajo de tu cama y fantasmas mirando a tu ventana ¿Te sientes mejor ahora? Apuesto a que sí compañero Duerme bien y ten los sueños más dulces