No te preguntes qué necesita el mundo Pregúntate qué es lo que te hace revivir y luego hazlo Porque lo que el mundo necesita es gente que haya revivido