Lo que Dios ha juntado, ningún hombre puede separarlo. Que tengas un matrimonio pacífico y fructífero, sobrina mía, que todo lo que plantes crezca.