La suerte no tiene nada que ver. Has trabajado duro para esto. Ahora, sólo hay un último obstáculo. Entra ahí, haz lo que has venido a hacer, y sal con ese trabajo. Tienes esto.