En el nivel más alto, la nutrición se convierte en un estilo de vida, no es algo que tengas que hacer cuando te preparas para unos Juegos Olímpicos o un Mundial, simplemente lo haces.