Cada vez que cierres los ojos y te duermas, que sólo tengas buenos sueños. Y cada vez que abras los ojos por la mañana, que la realidad sea también estupenda. Buenas noches.