Algunos himnos son geniales para los deportes. Tienes el himno nacional ruso, O Canada, que es maravilloso para el hockey, pero yo elegí la canción nacional italiana porque en mi primera Copa del Mundo vi jugar a los italianos cuatro veces y ganaron las cuatro, ganaron el campeonatoGeorge Vecsey