Al igual que las flores esparcen su fragancia dondequiera que se encuentren, los profesores esparcen conocimiento y sabiduría dondequiera que vayan.